Pilates como tratamiento de la incontinencia urinaria de esfuerzo (I.U.E.) 1ª parte

El Método Pilates tiene como objetivo final la integración del movimiento correcto durante las actividades de la vida diaria. Para ello se fortalece lo que J.H. Pilates denomina Power House o Centro de Energía (actualmente escuchamos frecuentemente el término Core) y desde este centro fuerte aprendemos a realizar movimientos fluidos y naturales del resto de las articulaciones.

Este Centro de Energía está constituído por músculos tónicos, es decir, aquellos cuya función consiste en mantener nuestro tronco erecto, y en este caso hacemos referencia a los músculos espinales, cuadrado lumbar, transverso abdominal, oblícuo interno y adductores y rotadores externos de la cadera.

Pero tan importante es conocer qué trabajo como él cómo lo trabajo y en este aspecto cabe destacar:

  • adecuada posición de la pelvis: pelvis neutra
  • correcta contracción del transverso abdominal
  • colocación de la columna en continua tracción axial
  • un patrón respiratorio fisiológico y efectivo: respiración costal.

En siguientes posts profundizaremos en cada uno de estos aspectos.

Hay que entender el Método Pilates más como un entrenamiento que como un tratamiento en sí, aunque realmente nuestras pacientes con I.U.E.  mejoran considerablemente, no es una cuestión de realizar 10 sesiones si no de practicarlo con habitualidad.

Los beneficios de este entrenamiento sobre el suelo pélvico se consiguen a distancia, es decir, no contraemos directamente el periné sino que la funcionalidad del diafragma pélvico se modifica a través de estructuras que influyen en él, como el buen tono del transverso abdominal, el correcto movimiento del diafragma y la corrección postural.

En Sane Pilates te ofrecemos clases individuales o en pequeños grupos de método Pilates Auténtico, así como tratamiento fisioterápico de suelo pélvico, si necesitas orientación de que es lo más adecuado en tu caso consúltanos.

2017-09-22T09:48:57+00:00