En noviembre y diciembre valoración gratuita de suelo pélvico

La incontinencia urinaria es una patología muy prevalente en la sociedad que, hasta hace algunos años ha permanecido en la sombra. Sin embargo, día a día podemos ver como se hace más visible, cada vez más gente habla del suelo pélvico y de sus diferentes disfunciones.

Pero, ¿realmente sabemos qué es?

La incontinencia urinaria es cualquier pérdida de orina de manera involuntaria. Aunque hay muchos factores ligados a esta disfunción, algunos de los más importantes son la obesidad, la edad, el embarazo y el parto, los malos hábitos posturales o los deportes de alto impacto. Es una patología que afecta dos veces más a las mujeres que a los hombres, casi el 50% de la población femenina adulta la padece en algún grado y, aunque no es una enfermedad que ponga en riesgo grave nuestra salud, es capaz de poner en riesgo la autonomía, la autoestima, las relaciones sociales, y, en definitiva, la calidad de vida.

La incontinencia urinaria se produce cuando la presión en la vejiga es mayor que en la uretra, que es el conducto por el que se expulsa la orina al exterior del cuerpo. Este cambio de presión puede tener diferentes causas que son las que determinan su clasificación.

Por un lado, tenemos la Incontinencia Urinaria de Esfuerzo. Ocurre cuando el suelo pélvico, que es la musculatura encargada de mantener la presión uretral, no está en su condición óptima. Cuando esto sucede, las pérdidas se producen en momentos en los que aumentamos la presión abdominal. Al toser, estornudar, saltar, coger peso… Es decir, cuando hacemos un “esfuerzo”. Este tipo es el más común entre la población.

Existe otro tipo de incontinencia llamado Incontinencia Urinaria de Urgencia. Aquí el causante va a ser un fallo en el sistema nervioso, el cual va a provocar la contracción de la musculatura de la vejiga, que hará que esta se vacíe cuando no esté llena. Se manifiesta principalmente por una necesidad imperiosa y repentina de ir al baño.

Cuando aparecen síntomas de los dos tipos anteriores, se habla de Incontinencia Urinaria Mixta.

La fisioterapia uroginecológica tiene un papel fundamental a la hora de prevenir y abordar de manera integral las causas y consecuencias derivadas de esta patología.

Muchas veces el desconocimiento, la inseguridad, el pudor o la sensación de vergüenza que produce hablar de este tema hace que las mujeres tarden en acudir a un especialista o no lo hagan nunca, por eso desde el SERVICIO DE FISIOTERAPIA DE SUELO PÉLVICO de SANE PILATES queremos ponértelo fácil y durante los meses de noviembre y diciembre te ofrecemos una primera consulta gratuita donde una fisioterapeuta experta escuchará tu problema, te hará una valoración completa y te explicará las diferentes opciones de tratamiento para darle solución.

IMPRESCINDIBLE CITA PREVIA. RESERVA TU HORA.

2017-11-13T17:09:35+00:00